El ocaso de un sistema

El sistema privado de la atención de la salud corre serio riesgo de supervivencia.

Dos hechos atentan contra su futuro: el desfinanciamiento progresivo de las entidades de

medicina prepaga y la dificultad que tienen los asociados para pagar las cuotas mensuales.

Porque se desfinancian las empresas de medicina prepaga?:

a)Porque la autoridad responsable no respeta la estructura de costos que el sector le

eleva periódicamente para su aprobación, autorizando aumentos de cuota por debajo de los

mismos.

b)Por la incorporación al PMO de nuevas coberturas, sin definiciones sobre su alcance y sin

previsión de financiamiento.

c) Porque factores ajenos al sistema irrumpen produciendo mayores costos médicos:

amparos judiciales que obligan a dar coberturas, muchas veces carentes de fundamento medico,

d) Por la medicina defensiva ejercida por los prestadores.

La ley 26682 entre otros aspectos, autoriza el ingreso irrestricto al sistema, violando dos

principios de sustentabilidad del mismo: el equilibrio entre sanos y enfermos y el equilibrio entre

jóvenes y mayores, el quiebre de esta ecuación produce un progresivo aumento de costos que

deberán ser afrontados por los mas enfermos y por los mayores, quienes tienen la menor

movilidad dentro del sistema.

El costo medico que aumenta en forma exponencial, en todo el mundo, superando hasta tres y

cuatro veces el índice del costo de vida, impacta severamente sobre las cuotas de la medicina

prepaga, que cada vez tienen mayor incidencia en las economías familiares. A mayor edad,

menores ingresos, mayores gastos médicos, y como consecuencia una dificultad progresiva para

enfrentar el pago mensual de las cuotas.

El modelo de libre acceso y sin cargo para el usuario es altamente ineficiente y difícil de

administrar y controlar, la utilización duplica a la de los sistemas en los que quien lo usa tiene una

participación en el gasto, sin garantizar una mejor calidad de atención.

Es necesario caminar hacia un nuevo paradigma, hacia un cambio en el modelo. Un cambio que

introduzca modificaciones en el PMO y correcciones en la ley 26682 y su reglamentación,

diferenciando a beneficiarios obligatorios de aquellos que adhieren en forma voluntaria al

sistema.

La oferta de planes de cobertura parcial, la introducción de copagos, y la cobertura de

enfermedades catastróficas, deberán ser tenidas en cuenta a la hora de rediagramar el modelo.

Este momento ofrece la oportunidad para introducir los cambios necesarios para mantener un

sistema de alta calidad medica, con costos predictibles y financiamiento sustentable.

El desfinanciamiento de un sistema de atención de la salud genera la anarquía entre sus

componentes que cobran aranceles diferenciales, o copagos, limitan las prestaciones, suspenden o

cancelan contratos de atención, etc. En síntesis un deterioro de la calidad

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios